QUERIDO BLOGG


Querido blogg: Quería contarte que acabo de volver a casa de un día completamente agotador… los exámenes, las clases y las tareas de casa…estoy completamente rendida y tengo ganas de irme a dormir. Hoy no he podido evitar acordarme de miles y miles de familias, de muchísima gente en paro, de trabajadores que continúan adelante y de muchísima gente joven que al igual que yo al final de la jornada estén tantos o más cansados que yo sin la certeza de que el esfuerzo de hoy sirva para algo de mañana.

Desde pequeñita, en mi casa siempre me han enseñado que el esfuerzo, la constancia, la perseverancia y sobretodo hacer por y para los demás sin pensar muchas veces en sí mismo era lo correcto. En mi ignorancia infantil, llegué a creer a pesar de llevarme ciertos palos que realmente esto era lo correcto  siempre creí que quien realmente llegaba lejos era la buena gente. Quien compartía, quien era justo, quien se esforzaba y daba todo de sí mismo sin importar de donde o de cómo venía. Sin importar el origen, sin importar los recursos…pensaba que quien realmente valía era quien salía adelante.

 

Feliz ignorancia la mía…podrás perdonarme quizás ¿Quién en su infancia no ha tenido sueños de nubes rosas? Una de las peores cosas de hacerte mayor es darte cuenta que el mundo de ensueño en el que siempre habías creído era una ilusión…

Pero bueno, bien es cierto que la vida nunca ha sido fácil y eso también tenemos que tenerlo en cuenta. ¿Pero esto? ¿Que narices está pasando? Me gustaría que alguien me explicara porqué se permite que gente (políticos) sin estudios gobierne nuestro país cuando hay jóvenes preparadísimos con idiomas que ni siquiera pueden acceder a puestos cualificados. ¿Por qué cobran sus amigos a los que hacen consejeros de consejeros de consejeros cantidades de dinero elevadísimas que mis padres pagan con el sudor de su frente?

 

Una vez y otras muchas en mi infancia se me ocurrió decir una mentira y me encontré con una buena regañina de mis padres: ¡“no se miente”! Tardé un poco en comprender la importancia de decir una mentira. Mientes una vez, mientes otra y al final acabas haciendo una pelota de la que no sabes salir. Y sin salir me quedé yo una semana en mi casa por mentir. ¿Por qué no va a la cárcel el que miente, defrauda y oculta? ¿No es quizás mas grave mentir a un país entero que mentir a mama por no haberte comido el postre? A día de hoy, todavía no me explico el porque yo sufrí un azote que me escoció el culete durante un rato por algo tan tonto y tengo que soportar que me metan embustes cada día los políticos que supuestamente me representan.

 

Recuerdo cuando se sentaban a leer conmigo un cuento por la noche, recuerdo cuando tenía que hacer los cuadernillos de caligrafía durante las vacaciones de verano. ¡Era un fastidio y lo odiaba! No fue hasta más mayor cuando comprendí la importancia que la educación tiene. ¡Y ya lo creo que la tiene! Saber, conocer, descubrir… descubrir los complejos mecanismos en los que se configura el mundo. En mi casa aprendí que el conocimiento era la puerta del progreso. Me acuerdo de las palabras de mis padres en la cabeza “Estudia hija, estudia” es muy importante.

Esa es otras de las cosas que tampoco entiendo ahora. Parece ser que ya no era tan importante eso de estudiar como yo creía. ¿Porqué ya no hay recursos para estudiar? ¿Por qué estudio una carrera universitaria si veo que sólo consiguen algo los que nunca saben de nada y dicen que saben de todo?

 

Otra cosa de la que siempre se hablaba era de la salud, se decía que teníamos el mejor sistema sanitario. Mejor incluso que el de EEUU. Hoy veo que hemos abusado de el, es cierto, quizás deberíamos concienciarnos de su importancia. ¿Pero porqué hay que eliminarlo? ¿Mi salud ya no es importante? Sólo puedo acceder a un médico si tengo mucho dinero, parece ser…Esto no es justo. Vuelvo a preguntarme porqué me hablaban de pequeña de estas cosas que eran tan importantes, cuando realmente no las veo.

 

Es tarde, estoy cansada y necesito dormir para volver a darlo todo mañana ¿para qué? Pues porque quiero demostrar que un cambio es posible. Puedo decir basta y seguir luchando por lo que creo que es justo. Creo que mañana seguiré con esto. Buenas noches.

Desenlace en el cuarto


Hace tiempo que me visita una vieja amiga, nunca se ha mostrado compasiva conmigo; me aprieta, me ahoga, me llena de cicatrices y me hace descender para que roce en ocasiones el abismo que nos separa de la locura; se llamada desesperación.

A veces se me olvida como se llama o de donde viene, pero se presenta de improviso, ni llama ni se anuncia; lo cual es bastante desalentador.

 

La desesperación, como la llaman, camina por la vida, se te tira al cuello en el momento más inesperado, aunque, (eso no lo sabemos ni nosotros mismos), no llega sin un porqué.

 

A mi me ha llegado el momento, después de mucho tiempo de calma, un día sin proponérmelo, llegó la tempestad, después de unos años de bonanza, salí al recibidor y la desesperación se apoderó de mi. Desde entonces la sensación que tengo de es de fiebre, de dolor, de espasmos, mucha gente lo llama también impotencia, pero ¿ y que mas da? Desesperación tampoco es tan mala, ha conseguido enseñarme que el mundo es malo, ella me habla, me susurra, incluso en muchas ocasiones me acaricia la cabeza, intenta que no me preocupe, pero no consigue nada, simplemente se queda ahí, a mi lado. Pobrecilla, nadie le ha dicho que lo único que hace es empeorar  las cosas, pero ¿quien se atrevería a echarla? Cuando en muchas ocasiones se convierte en tu única compañera de noche.

El problema es que cuando la desesperación comienza a convertirse en un pretexto que te hace mas fuerte, estas perdido.

 

No importa lo bueno que seas, no importa por cuanto hayas luchado ¿que importan tus valores, tus alegrías, tus penas, tus motivos? Para el mundo no valen nada, menos para desesperación, que parece vivir en concordancia con ellos. De su boca solamente salen palabras relacionadas con eso, y tu intentas apartarlas, expulsarlas, pero es imposible porque se vuelve a apoderar de ti la fiebre, el corazón te latirá a dos mil por hora, y no importa cuando hayas llorado, o cuanto hayas suplicado. Desesperación conseguirá arrancarte mas vida y mas lagrimas con cada roce de su mano, con cada palabra suya.

 

Llegará un momento en el que, después de infatigable lucha para hacer que desesperación se vaya, te encuentras en la cama, mirando al techo, estas rendido, herido de muerte, y desesperación sigue ahí a tu lado, sigue acariciándote el pelo y comentando como 4 años de tu vida han perdido todo el sentido, ¿quizás por tu culpa?¿quizás por otra causa? Ya nada importa, no puedes moverte de la cama, solamente miras al techo y sigues escuchando sus palabras, aunque vuelva tu fiebre, aunque tu cabeza se llene de imágenes, aunque vuelva la impotencia. Estas completamente perdido. Desesperación, va a quedarse contigo una larga temporada.

 

Reflexión


La vida, la conciencia de quien eres, tu y tus circunstancias, el momento en el que te encuentras ahora.

Somos conscientes de que nacemos, crecemos, comemos, dormimos, nos divertimos, sufrimos, nos reproducimos y morimos. ¿Hay algo mas?¿Tiene acaso sentido?.

A cada uno la vida nos parece una cosa, no todos nacemos en el mismo sitio, ni tenemos las mismas posibilidades ni expectativas y vamos demasiado deprisa, centrados en nuestros fracasos o triunfos.

Parece claro que la vida tenemos que vivirla, que tenemos  unos objetivos y rituales sociológicos que si no cumplimos nos frustran. Nadie tiene una respuesta definitiva del sentido de vivir, pero lo cierto es que en la vida te llevas muchos palos, mayores o menores. Basta pararte un momento( como me esta pasando ahora) para darte cuenta de que te pasas la vida preocupado por agradar al que te ofende, ensalzar al que te humilla y desvivirte por quienes no se preocupan por ti. Te sientes solo y reclamas aprecio de aquellos que te destruyen para olvidarte de la atención que muchos te profesan.

 

Llega un momento en el que sin fuerzas, caes rendido ante el peso del mundo, cuando te has tropezado mil veces, cuando te han puesto la zancadilla, cuando las fuerzas de la naturaleza parecen ponerse en tu contra, mientras pones sonrisa falsa y te curas la pequeña brecha de tu corazón en casa. Entonces te paras, miras a tu alrededor y es cierto que hay cosas malas, pero de repente notas esa mano amiga de la que a veces nunca te acuerdas, aquella que te escucha, aquella que te comprende. Estamos acostumbrados a vivir entre la “masa”, a vivir “en el grupo” cuando todo es fantástico y parece que los golpecillos se curan fácilmente siempre que estemos integrados, siempre que estemos “en la onda”. Pero cuando caemos al suelo y nos quedamos atrás con la pierna rota mientras el grupo se aleja sin mirar atrás, solamente unos pocos, quizás no rellenan los dedos de una mano se quedan atrás, te curan las heridas y te llevan a la espalda para que vuelvas a caminar en el grupo.

 

Se te volverá a olvidar lo que hicieron, quizás les des a veces de lado, quizás su silueta quede difuminada en el día a día, quizás queden detrás de aquellos que seguirán empujándote mientras te sonríen. Y sin embargo, puedes tener por seguro que volverás a tropezar con otra piedra y de nuevo se volverán a parar y volverán a levantarte una y otra vez. Son esos héroes, aquellos que “ni labrados en diamante” estarán siempre una y otra y otra vez cuando lo necesites. La frase “ algo se muere en el alma cuando un amigo se va” nunca había cobrado tanto sentido.Imagen

Yo era de la clase media.


yo soy universitaria, hija de funcionarios bastante trabajadores a los que les han sablado el sueldo por el Estado y por las Autonomías. Estoy harta de escuchar que son unos vagos, es cierto que siguen cobrando, pero estas subidas nos están matando y teniendo en cuenta que no me dan becas por ser “demasiado rica” cuando tampoco “soy muy pobre” mi familia y yo nos encontramos en el limbo para hacer frente a todos los errores políticos que estamos pagando la antigua clase media.  Lo peor de todo es que tener una carrera universitaria no te garantiza tener un trabajo o un futuro digno; al final tendremos que irnos a Laponia a buscar empleo….pufff

 

Image

¿Rescate?¿ayuda?


Nos levantamos con una sorprendente noticia en la prensa. Parece ser que la UE concederá a España una modesta cantidad entre 0 y 100.000 millones de euros para ayudar a las cajas españolas.

La noticia me sorprende particularmente y mas cuando hasta hace unos días (en concreto Rajoy y de Guindos), nuestros gobernantes negaban en rotundo la necesidad de un rescate por parte de la UE. Pero disculparme, quizás he utilizado el término “rescate” con demasiada ligereza, ya que ellos se han escandalizado ante semejante término, calificando este hecho de ayuda, apoyo o recapitalización. Lo gracioso de todo esto, es que, parece ser que el ministro de economía dijo que el préstamo de este crédito viene sin condiciones desfavorables…vamos, que es un regalo de los dioses.

Miren, estimados señor de Guindos y señor Rajoy, quizás en su mundo mágico de peter pan esto sea algo delicioso y maravilloso, pero lo cierto es que estamos en el mundo real y que si nos han dado ese dinero será por algo, y que ese dinero tendremos que devolverlo y a mí me gustaría saber quienes van a ser los parias que van a tener que desgañitarse para poder devolver ese dinero ( los ciudadanos).

Que yo sepa ese dinero se va a invertir en determinadas cajas de ahorro para prestar una ayuda, debido a que ellas dicen que no tienen crédito. Yo no me creo que los bancos no tengan dinero, creo que no lo quieren soltar, y estoy esperando la excusa que van a poner los bancos para no soltar un maldito duro de los que le van a dar a sus cajas. Y espero poder saber que va a pasar con la manera de devolver tal dinero. Creo que se nos ha olvidado que hace unos días BANKIA estuvo al borde del abismo, pero eso sí, sus directivos salieron por patas con indemnizaciones millonarias en los bolsillos. ¿ va a ser esta una manera de tapar el agujero de BANKIA y arreglar el problema tranquilamente mientras se van de rositas los que han dejado el banco arruinado?.

Ya sabéis que yo hablo desde el punto de vista de una persona joven a la cual el futuro se le presenta muy negro (como a todos los demás). Dependo económicamente de mis padres, que se desgañitan trabajando y a los cuales no hacen mas que subir impuestos, hipotecas ( señores del banco, espero que las bajen, ahora que van a tener dinero) tasas de basura…UNA VERGÜENZA. Teniendo en cuenta que encima van a subir las tasas universitarias y que no encuentro trabajo para poder ayudar en casa…estoy expectante de ver lo que sucederá en los tiempos que están por venir, pero una cosa es segura, por ahora me veo en el futuro trabajando en Laponia.

 

La historia de amor mas corta


Había una vez un hermoso príncipe que le preguntó a una bella Princesa : -¿Te quieres casar conmigo? -Y ella le respondió…: ¡¡¡NO!!! Y el príncipe vivió feliz por muchos años yendo a pescar, a cazar y al bar todos los putos días con sus amigos y tomaba mucha cerveza, vino y cubatas, se ponía hasta las orejas de tapas cuantas veces quería. Jugaba al golf y al mus, comía caviar porque le alcanzaba la pasta para eso y mucho más. Dejaba la ropa tirada en la silla del comedor y follaba con vecinas, amigas y con putas. No tenía que competir con vecinos y amigos por el mejor coche, la mejor casa, el mejor sitio de vacaciones, etc… Y se tiraba pedos a mansalva y meaba salpicando la tapa del water y con la puerta del baño abierta. Cagaba leyendo sin límite de tiempo y cantaba eruptando y se rascaba los güevos a dos manos. Veía páginas guarras en Internet y fútbol todo el fin de semana…y nunca nadie le tocó las pelotas!FIN Que bonito.

España de vergüenza, España querida, España…al final


Venimos desde hace tiempo de una crisis mundial que nos ha dejado huella…evidentemente no hemos afrontado la situación de la misma manera todos los países… Bien por recursos, bien por capacidades, bien por costumbre de los aspectos que hacen alarde de nuestra conducta y que hacen que, aun estando en Europa, seamos considerados países del tercer mundo. Si, estoy hablando de España ( como no). España, tan amada y tan querida. España de Imperios donde el sol no se ponía, España de vergüenza. España de ricos y España de pobres. España de naranjos, de casas blancas, de corrupción en la costa y de desvergüenza en las Cortes.

La historia de este país es una historia bastante fea, caracterizada por el engaño, la conveniencia, la falta de dignidad, la falta de orgullo y honor, de tretas sucias y de vendidos….

Un país donde el mas pillo era quien mas comía y donde la gente honrada nunca ha tenido mucho que llevarse a la andorga. Hemos crecido como un país de analfabetismo absoluto. En un momento, los ricos, sucios y desvergonzados perdieron el poder a manos de los pobres y de los incultos, y desde ese momento los mismos pobres se transformaron en lobos, para someter a los demás pobres, convertirse en ricos y desvergonzadamente ocultar que lo eran bajo la apariencia de algo llamado Comunismo, Socialismo o Facismo.

Otros de esos analfabetos, quizás con un poco mas de dignidad, decidieron llamarse a sí mismos “los nuevos ricos”, aunque eso les sirvió para justificar sus sucios actos estafadores y manipuladores bajo el símbolo de la corrupción, que no olvidemos también utilizan los otros.

¿ Y donde quedamos el resto? El resto somos “nosotros”, encarnados precisamente en lo que denominamos como “ellos”. Y nos regodeamos en la inmundicia, en lo cutre, en lo analfabeto, en lo fácil, en lo indigno, en la suerte del mas pillo y en el que no me pillen. Y de esta manera, hemos creado este país, un país de vergüenza donde nadie sabe pero todos hablan, en donde la razón y la cordura viene representada por colores. Colores chillones y bermejos, para gritarle al mundo lo que somos, lo que seremos y lo que nunca llegaremos a ser como sociedad civilizada y digna de mención.

Ah! España tan querida, España tan odiada, España de amores, España de cuentos, España de trabajadores, España de locos, España seca, España de contrastes, España de fiestas y de pocos días laborables…